OFFSET
La serigrafía, es un proceso de impresión basado en esparcir la tinta a través de una pantalla fina en el papel subyacente. Las pantallas fueron hechas originalmente de seda, pero ahora están hechas de poliéster o nylon finamente tejido.

La pantalla se estira sobre un marco de madera o aluminio, luego las áreas de la pantalla se bloquean con una plantilla (un negativo de la imagen). La pantalla se coloca encima del papel y se coloca tinta en la pantalla. Se utiliza una rasqueta de goma para extender la tinta uniformemente por la pantalla, permitiendo que la tinta pase a través de los espacios abiertos hacia el papel de abajo.

Se usa una pantalla diferente para cada color en la impresión, lo que da como resultado una serigrafía final con gran densidad de color, saturación de color y textura.

¿Cuál es la historia de las serigrafías?



La serigrafía es la forma más antigua de impresión. Sus orígenes se remontan a las impresiones, grabados en madera y bloques de la dinastía Song (960-1279 dC), y más tarde a los japoneses en el siglo 15, cuando los artistas utilizaron la técnica para transferir diseños a la tela de seda.

La serigrafía finalmente se introdujo en Occidente a fines del siglo XVIII, pero no se popularizó hasta principios del siglo XX, cuando la malla de seda se hizo más accesible. Los europeos primero lo usaron para imprimir costosos papeles de pared hechos de lino, seda y otras telas finas, pero a medida que el mercado se expandió y las técnicas se volvieron más refinadas, la serigrafía se convirtió en una valiosa tecnología industrial.

En América del Norte, la serigrafía "oficialmente" se convirtió en arte en la década de 1930, cuando un grupo de artistas acuñó la técnica. A Andy Warhol generalmente se le acredita como la primera persona en popularizar la serigrafía como arte.

¿Necesitas algún trabajo en serigrafía? Contacta Impresos Internacionales